Hoy voy a las riberas de la lluvia...

    Antología poética de Fernando Birri


    Prólogo y selección de José Antonio Mazzotti.

    Con el apoyo del Espacio Santafesino. 

    Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe.

    Serie campanas de palo/4

    Año 2012

    Poesía

    90 págs.

    ISBN 978-987-26984-3-0


    Eclipsada por su justa fama internacional como cineasta y fundador del Nuevo Cine Latinoamericano, la faceta poética de Fernando Birri casi ha quedado, podría decirse, en un lugar secundario dentro de su amplia producción artística. Y nada más injusto. 

    Los poemas aquí reunidos dan cuenta de la amplia trayectoria lírica de Birri: desde sus inicios, pasando por el desgarrado conjunto escrito en solidaridad con los desaparecidos por la última dictadura militar argentina… Este volumen, es –en palabras de José Antonio Mazzotti– una colección brillante por su hondura y por la naturalidad con que discurre por temas que apuntan siempre hacia el mismo norte: la liberación del ser humano en todas sus formas y posibilidades.

    La obra poética de Birri abre puertas para conocer una voz impecable y a la vez torrentosa, y para iluminar (verbo sumamente adecuado) su trayectoria como director, como guionista, como actor y como pintor. Esta antología no pretende ser sino la punta de ese iceberg, que flotará mucho tiempo. 


    Fernando Birri nació en marzo de 1925 en Santa Fe y antes de cumplir cinco años compuso su primer poema, sentado sobre las rodillas de su padre. Creció en un ambiente de enorme devoción por las artes plásticas y musicales; sus tíos eran pintores y músicos.

    A los 23 años, a punto de recibirse de abogado, decidió poner punto final a la carrera para dedicarse a la poesía. Se embarcó como marinero en una barcaza que transportaba mercadería de Santa Fe hacia el norte de la Argentina y Paraguay. Birri descubrió durante ese viaje que «una imagen es una imagen e intuía que la palabra es la palabra poética».

    Entre 1950 y 1953 estudió en el Centro Sperimentale Cinematografico de Roma, Italia, donde fue discípulo de Vittorio de Sica, emblema del neorrealismo italiano. De regreso a su ciudad natal, en 1956 fundó el Instituto Cinematográfico de la Universidad Nacional del Litoral –epicentro de la Escuela Documental de Santa Fe, primera institución de enseñanza de este arte en América Latina–, que sentaría las bases del cine sociopolítico latinoamericano de la segunda mitad del siglo XX.

    Allí realizó el documental Tire dié y la película de ficción Los inundados, ambas con fuerte vocación de crítica social, que marcarían rumbos en el cine argentino y latinoamericano. En 1963, por motivos políticos Birri se vio obligado a dejar por primera vez la Argentina y se instaló en Europa.

    Bajo el lema «otro cine es posible», a fines de 1985 fundó junto con el escritor colombiano Gabriel García Márquez la Escuela Internacional de Cine y Televisión, en San Antonio de los Baños, a unos 30 kilómetros de La Habana, Cuba. Esta escuela fue creada con el objetivo de construir un cine original que se fortaleciera a través de su componente político, poético y ético.


    Pablo Montanaro, periodista y escritor

    Hoy voy a las riberas de la lluvia... Antología poética - Fernando Birri

    $600,00

    Ver formas de pago

    Calculá el costo de envío

    Hoy voy a las riberas de la lluvia...

    Antología poética de Fernando Birri


    Prólogo y selección de José Antonio Mazzotti.

    Con el apoyo del Espacio Santafesino. 

    Ministerio de Innovación y Cultura de la Provincia de Santa Fe.

    Serie campanas de palo/4

    Año 2012

    Poesía

    90 págs.

    ISBN 978-987-26984-3-0


    Eclipsada por su justa fama internacional como cineasta y fundador del Nuevo Cine Latinoamericano, la faceta poética de Fernando Birri casi ha quedado, podría decirse, en un lugar secundario dentro de su amplia producción artística. Y nada más injusto. 

    Los poemas aquí reunidos dan cuenta de la amplia trayectoria lírica de Birri: desde sus inicios, pasando por el desgarrado conjunto escrito en solidaridad con los desaparecidos por la última dictadura militar argentina… Este volumen, es –en palabras de José Antonio Mazzotti– una colección brillante por su hondura y por la naturalidad con que discurre por temas que apuntan siempre hacia el mismo norte: la liberación del ser humano en todas sus formas y posibilidades.

    La obra poética de Birri abre puertas para conocer una voz impecable y a la vez torrentosa, y para iluminar (verbo sumamente adecuado) su trayectoria como director, como guionista, como actor y como pintor. Esta antología no pretende ser sino la punta de ese iceberg, que flotará mucho tiempo. 


    Fernando Birri nació en marzo de 1925 en Santa Fe y antes de cumplir cinco años compuso su primer poema, sentado sobre las rodillas de su padre. Creció en un ambiente de enorme devoción por las artes plásticas y musicales; sus tíos eran pintores y músicos.

    A los 23 años, a punto de recibirse de abogado, decidió poner punto final a la carrera para dedicarse a la poesía. Se embarcó como marinero en una barcaza que transportaba mercadería de Santa Fe hacia el norte de la Argentina y Paraguay. Birri descubrió durante ese viaje que «una imagen es una imagen e intuía que la palabra es la palabra poética».

    Entre 1950 y 1953 estudió en el Centro Sperimentale Cinematografico de Roma, Italia, donde fue discípulo de Vittorio de Sica, emblema del neorrealismo italiano. De regreso a su ciudad natal, en 1956 fundó el Instituto Cinematográfico de la Universidad Nacional del Litoral –epicentro de la Escuela Documental de Santa Fe, primera institución de enseñanza de este arte en América Latina–, que sentaría las bases del cine sociopolítico latinoamericano de la segunda mitad del siglo XX.

    Allí realizó el documental Tire dié y la película de ficción Los inundados, ambas con fuerte vocación de crítica social, que marcarían rumbos en el cine argentino y latinoamericano. En 1963, por motivos políticos Birri se vio obligado a dejar por primera vez la Argentina y se instaló en Europa.

    Bajo el lema «otro cine es posible», a fines de 1985 fundó junto con el escritor colombiano Gabriel García Márquez la Escuela Internacional de Cine y Televisión, en San Antonio de los Baños, a unos 30 kilómetros de La Habana, Cuba. Esta escuela fue creada con el objetivo de construir un cine original que se fortaleciera a través de su componente político, poético y ético.


    Pablo Montanaro, periodista y escritor

    Mi carrito